DICCIONARIO.

DICCIONARIO.

 

AMBIOPLIA También llamada “ojo perezoso”,  de la visión generalmente de un ojo sin que haya un trastorno orgánico que la cause. Se da por una falta de comunicación  entre el cerebro y el ojo en los primeros meses de vida. Es relativamente  fácil de tratar si se detecta en los primeros años. Lo que se hace es colocar un parche en el ojo sano para obligar al cerebro a reconocer las imagines que envía el ojo perezoso. También se utilizan gafas correctoras  cuando es necesario.

 

CATARATAS; es la opacidad del lente que tiene el ojo (cristalino), lo que hace que la visión se nuble y disminuya de forma progresiva. Se forma por el deterioro  del cristalino como consecuencia del proceso de envejecimiento. La sobreexposición  de los ojos a los rayos ultravioletas también puede acelerar la formación de cataratas. No hay medicamentos para tratarlas, la única manera de tratarla es retirar el cristalino del ojo y reemplazarlo por un lente artificial (lente intraocular) mediante una cirugía,

 

ESTRABISMO; es la desviación de uno de los ojos. Muchas veces no existe un origen preciso. Se presenta cuando los músculos encargados del movimiento de los ojos no responden de forma  coordinada. Si no se trata en la infancia genera disminución  visual irreversible. En el manejo  se utilizan parches oftálmicos, gafas correctoras y en ocasiones cirugías. Siempre es necesario el reentrenamiento visual como complemento al tratamiento.

 

CONJUNTIVITIS.- Es la inflamación  del tejido que recubre el ojo (conjuntiva). Puede ocurrir por una infección por bacterias o virus, por contacto con sustancias irritantes (cloro de las piscinas, jabón, humo, contaminación) o por una reacción alérgica. Las infecciones se transmiten fácilmente de una persona a otra, por lo que es importante no prestar los cosméticos (pestañinas, delineadores, sombras, depiladores) ni los artículos de aseo a otras personas. El tratamiento depende de la causa,.

 

 

 GLAUCOMA Enfermedad degenerativa del nervio óptico, cuya causa principal es el aumento de la presión dentro del ojo. Cuando aumenta la presión, comienza a fallar la salida de líquidos del interior del ojo, es decir que se daña el mecanismo de drenaje. La acumulación de líquidos deteriora el nervio óptico y lleva a pérdida de la visión, inicialmente de la periférica, lo que conlleva a disminución del campo visual. El mayor inconveniente es que no hay síntomas tan pronto se incrementa la presión intraocular: muchas veces la primera manifestación  es la pérdida repentina de la visión por uno o ambos ojos. No hay cura para el glaucoma, pero si se diagnostica en sus inicios se puede impedir que avance.

 

ORZUELO- Inflamación del borde del párpado que rodea las pestañas como consecuencia de la obstrucción de las glándulas sebáceas que se localizan allí. La acumulación de sebo puede favorecer la proliferación de bacterias que habitualmente se encuentran en la piel y conlleva a una sobre infección. Muchas veces desaparecen de forma espontanea en un par de días. Lo más importante es no tratar de exprimirlo, ya que puede aumentar la inflamación y el riesgo de  infección. Se recomienda aplicar compresas de agua tibia durante diez minutos para aliviar la inflamación. También se emplean medicamentos tópicos para drenar la glándula o se puede extirpar el nódulo endurecido de grasa mediante un  procedimiento ambulatorio en el consultorio médico.

 

DISCAPACIDAD Según la Organización Mundial de la Salud, cualquier condición que genere una deficiencia o limitación para realizar las acciones o tareas cotidianas que al resto de las personas no se les dificulte,  se considera una discapacidad. Esas limitaciones, que pueden ser

físicas  o mentales, hacen  quien la padece tenga un desarrollo físico o mental inferior al promedio de la población y la hace vulnerable. La ley le garantiza los derechos de los ciudadanos con alguna discapacidad  y prohíbe cualquier tipo de marginación y segregación, con el fin de que este grupo poblacional pueda acceder a todos los espacios  sociales, culturales, políticos y económicos en igualdad de oportunidades.

 

EENFERMEDADES CATASTROFICAS- También  se les llama enfermedades de alta complejidad. Muchos de los pacientes  que las sufren pasan a depender total o parcialmente de medicamentos costosos, cirugías, prótesis, diálisis, trasplantes, rehabilitación o cuidados paliativos, lo que representa una gran carga emocional y económica para ellos y sus familias. Estas enfermedades pueden ser agudas o crónicas. Las primeras precisan intervención inmediata e intensiva, como un accidente cerebro vascular, un infarto, una quemadura grave, un trauma craneoencefálico. Las crónicas demandan tratamiento continuo para mantener la vida del paciente, como diabetes, la insuficiencia renal, la hipertensión  arterial, el cáncer, la infección por VIH y las malformaciones congénitas.

 

ENFERMDEDADES DEGENERATIVAS. Son aquellas que conllevan una disminución  total o parcial de la función de un órgano o de un tejido. Este tipo de patologías empeoran con el paso del tiempo y no se pueden reversar, por lo que requieren  de tratamiento médico de por vida.  Muchas de estas enfermedades son genéticas y otras se asocian al proceso normal del envejecimiento, como es el caso del deterioro de los discos de la columna. Las patologías degenerativas más comunes son la artrosis, el alzhéimer, el Parkinson, las esclerosis múltiple y la degeneración  macular que afecta los ojos.

 

ENFERMEDADES HUERFANAS- Son aquellas que solo afectan a un número inferior de cinco personas por cada diez mil habitantes  de una población. Por lo raras, no son fáciles de diagnosticar y tratar, dado que, por lo general, tienen  un origen desconocido. Hay que aclarar  que si bien la gran mayoría de loas enfermedades genéticas se consideran raras, no todas las raras tiene un componente genético. Además, las patologías huérfanas son crónicas, progresivas y requieren de tratamiento médico especializado para mejorar la calidad de vida de los pacientes y prolongar su expectativa y algunas veces para garantizar su supervivencia.

 

ASMA-  Se refiere a la inflamación de los bronquios que dificulta el flujo de aire. Los síntomas son pitos (chillidos en el pecho), opresión, ahogo y tos, que suele empeorar en la noche y madrugada y que varían de una persona a otra. Es una enfermedad crónica con un origen inflamatorio, casi siempre alérgico, por lo que un aspecto importante en el manejo es identificar la sustancia que desencadena la reacción  alérgica. La otra parte del tratamiento está en el uso de antiinflamatorios y bronco dilatadores.

 

BRONQUITIS- La inflamación aguda /por corto tiempo) de los bronquios puede darse  como consecuencia  de un refriado o una infección respiratoria, mientras que la crónica  (perdura por más de tres meses) es producto de la irritación e inflamación  constante de la capa interna de los bronquios, generalmente cursada por el tabaquismo o por la exposición prolongada a contaminantes  ambientales. Los síntomas  de la bronquitis  son :  tos, moco, sibilancias, fiebre, dolor en el pecho y fatiga. El tratamiento depende de la causa. Se pueden emplear bronco dilatadores, antibióticos,(encaso de infección), antiinflamatorios y nebulizadores para eliminar el exceso de moco.

 

DISNEA Es la sensación  de falta de aire o ahogo. Se percibe como un mayor esfuerzo respiratorio y no es una enfermedad en sí misma sino el síntoma de diversas enfermedades que pueden ser graves. Puede  deberse a algo temporal como un gran esfuerzo físico, un susto, o algo más serio, como la Enfermedad Pulmonar  Obstructiva /EPOC), la neumonía, la insuficiencia cardiaca o, incluso un cáncer  avanzado. Es indispensable identificar el origen del ahogo para poder tratarlo

 

NEUMONIA Según la organización Mundial de la Salud, es la principal causa de muerte en niños en todo el mundo. La infección  de los pulmones puede ser provocada por virus, bacterias u hongos.  Es particularmente  delicada en niños menores de dos años, adultos mayores de 65 o en quienes tiene enfermedades crónicas, como cáncer, diabetes o VIH. Si es una infección bacteriana, se requiere antibióticos. Cuando  es una neumonía viral, es suficiente con reposo y aumento en la ingesta de líquidos; sin embargo, aun las infecciones virales pueden provocar  neumonías severas que requieran manejo hospitalario o en cuidados intensivos. En los últimos años, la vacunación  contra la influenza, el neumococo, el sarampión y la tos ferina han contribuido a disminuir los cosas y la mortalidad por neumonía en todo el mundo.

 

ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRONICA (EPOC)

 

Es un término que agrupa dos trastornos: el enfisema y la bronquitis crónica. La bronquitis crónica  se caracteriza por la inflamación persistente de los bronquios. El enfisema se caracteriza por el daño irreversible en las bolsas de aire (alveolos) que hay en la terminación de los bronquios. El tabaquismo es responsable de más de un 80% de los casos de enfisema y de la mayoría de las bronquitis crónicas. Al principio hay solamente dificultad leve para respirar  y tos ocasional, pero luego estos signos empeoran. La EPOC no se cura, pero con el manejo médico adecuado las personas pueden mejorar la calidad de vida.